ldstyle-zone

Oshibana – bonito arte de materiales naturales

Plantas secas y planas, han sido encontradas aun en la época de antiguo Egipto y Judea s. VIII a.d. Cristo. National Geographic destacó que los arqueólogos descubrieron hojas de laurel planas en la tumba de la madre de Tutankamón.

En el museo botánico de Paris podemos encontrar ejemplares muy bien conservados de herbarios del siglo XVI.
Durante la época Victoriana en Inglaterra se puso de moda la combinación de flores resecadas. En las salas de visitas había herbarios de arte en marcos ovalados, las mujeres conseguían eso mediante la combinación de las flores resecadas y lazos. Desde Inglaterra la moda vino en Europa. Los salones de Alemania y Francia se llenaron de cuadros decorativos de flores secas.

La mención de flores planas y secas aparece en diferentes informes durante toda la historia. En 1891, por ejemplo, la academia de las ciencias dijo que se habían encontrado flores resecadas de Alakca, incluso espuela de caballero y clematis. También muchas más flores, como: pensamientos, violetas, geranios.

Exactamente en esa época, el hijo del misionero alemán, Frederick Vesternom crea el precioso libro “Las flores de la Santa Tierra” (“Flowers of the Holy Land”). En el libro están coleccionadas ilustraciones de la Santa Tierra y herbarios de flores e hierbas, que crecen en Palestina. Así el libro resguarda partículas de la Santa Tierra y cada uno el que coge en sus manos el álbum se puede acercar a la Santa Tierra.

La creación de una combinación de flores resecadas como una forma tradicional del arte existe desde cientos de años en Japón. Recibió el nombre de “Oshibana” que significa “flores prensadas”. Primeramente oshibana servió a los militares severos – samurais. Creaban cuadros de plantas y flores secas, lo que exigía una atención inmensa, movimientos precisos y comprensión de la armonía de todos los elementos del cuadro. Ese tipo de cuadro daba la oportunidad para concentrarse y penetrar en el mundo interior. Es interesante que en Japón, al principio, sólo se dedicaban los hombres a ese tipo de arte. Apenas unos 300 años hacia nuestra época empezaron a hacerlo también las mujeres.

En China y los países vecinos como Tailandia, Corea y otros, la dedicación de las flores prensadas desde hace siglos es un oficio muy admirable.
Durante cientos de años ese interés hacia ese oficio viajó de Japón a Inglaterra Vitoriana, e incluso a los EEUU.

Hoy Oshibana nos ofrece algo más que la conservación de la belleza de las flores vivas. Cuando trabajamos con flores prensadas nos damos cuenta de la estrecha relación entre nosotros mismo y la Naturaleza. Con amor y don hacia los materiales utilizados, las hojas se convierten en árboles, y los pétalos forman montañas.
La Naturaleza tiene una paleta muy rica en colores y matices. Cada hoja, flor, hierbecita tienen su belleza irrepetible.
Para la creación del cuadro Oshibana, la maestra ucraniana Liubov Silchenkova no utilizó pinturas o lápices, todos los colores los tomó de la Naturaleza. Como el pintor dibuja con pinturas, así ella dibuja con las plantas. El resultado es agitador y parece casi irreal, pero es la realidad. Veréis entre los cuadros en la galería dos cuadros con detalles en los que se pueden observar los materiales utilizados para la creación de ese arte aplicado.

Algunos bonitos cuadros de oshibana

 Aqui teneis una galeria de obras de Oshibana

Categories: Arte

Leave a Reply


Sponsors